jueves, 26 de abril de 2012

abril


Abril dorado y maduro,
Abril de mi amor feliz,
¡Cómo me gusta tu aire,
Tu sol y tu luna, Abril!

En la vigilia y el sueño
Tu cielo, torre y azar,
Con la cara que más quiero
Es mi esperanza tenaz.

Abril sin las golondrinas
De Octubre, sin el rosal
De Diciembre y sin la poma
Que el rojo Enero me da.

Abril, que entornas la puerta
Ruidosa del colmenar.
Abril sin corderos nuevos,
Uvas, lilas, ni azahar;

Manso Abril desposeído
Que nada tienes que dar.
¡Cómo me gustas por eso,
Abril de ligero andar!

¡Cómo me gustas por claro,
Por bueno para soñar,
Con tu silencio en mi playa
          Y tu dulzura en mi mar!

          Juana de Ibarbourou (y de América!)

4 comentarios:

  1. Te transcribo una parte de su biografía:
    "Su primer libro, ‘Las lenguas de diamante’, con una carga erótica muy grande, publicado en 1919, se lo envió a Unamuno, por entonces rector de la Universidad de Salamanca, junto a una carta escrita con desparpajo y ejemplares para que le diera a Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez.
    El ascenso de Juana fue tan vertiginoso que apenas 10 años después era “coronada” Juana de América en el Palacio Legislativo, el 10 de agosto de 1929, idea que se gestó en la Universidad de la República y rubricada por figuras del continente como el mexicano Alfonso Reyes, el colombiano José Vargas Vilas, los peruanos Ventura García y José Santos Chocano, que desde hacía años ya la llamaba Juana de América en sus artículos periodísticos." Para mi leerla siempre es un gusto; si te antoja curiosear en su obra, después podrás decirme si para vos, le cabe o no ese título. besos

    ResponderEliminar