miércoles, 23 de mayo de 2012

aceptación



El sol empezó a ocupar su lugar en el cielo y los pájaros lo celebraban con cantos. Yo tenía colgada mi ropa en distintas ramas. Cada tanto me levantaba y la daba vuelta para acelerar el secado.
“Qué lejos estoy de poder vivir sin ropa, como viven los animales. Qué frágiles somos los humanos ante la naturaleza”, pensé, admirando las vacas del vecino que caminaban sin mayores inconvenientes. Yo estaba ahí, pendiente de secar mi ropa, y ellas tan acostumbradas a mojarse y volverse a secar. Yo no podía estar sin mi vestimenta y eso me ataba también. 
Miré las ovejas, los caballos, los patos, ninguno se quejaba, todos celebraban que el sol había salido. Reconocí el poder de aceptación que tenían los otros seres de la naturaleza, mientras yo había gastado tanta energía en encapricharme porque llovía. “Cuánto camino nos falta a los humanos. Cuánto camino me falta Gran Espíritu. Y pensar que nos creemos más que todos estos seres. Ellos sí que saben vivir y aceptar lo que la vida les da. Nosotros con ese afán de creernos los más evolucionados y sin embargo ni siquiera podemos vivir sin ropa. Ya sea por frío o por vergüenza de lo que somos, qué irónico, ¿no?”

Alejandro Corchs

14 comentarios:

  1. Tienes toda la razón querida amiga, en la ropa, en caminar, los animales casi desde que nacen, y nosotros los humanos tardamos una media de 1 año en empezar a dar nuestros primeros pasos. Hay tanto que aprender de la naturaleza... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. definitivamente, es hora de que conectemos con ella para aprender. Cariños

      Eliminar
  2. Jaaaa Es que somos lo más inutil que existe en este mundo. Permanentemente nos buscamos ataduras innecesarias para la existencia, para una existencia que no las necesita. Y mientras estamos bajo el influjo de lo innecesario, la vida pasa inexorable. Algún dia tendremos que pedir perdón por no haber sido capaces de ser felices. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, un curso intensivo de humildad necesitamos!

      Eliminar
  3. para la foto:
    " en mi país
    que tibieza,
    cuando empieza
    a amanecer..."

    para el texto:
    " y que no le importe mi ropa
    si total me voy a desvestir..."

    abrazo!
    f

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gustó la forma en que integraste las canciones. Me reflejo en vos, en el sentido de que ambos encontramos una canción para todo

      Eliminar
  4. Muy bueno Romina, y muy cierto!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Yo prefiero ser humano a animal.

    ¿Soy raro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice la wikipedia "El ser humano constituye desde el punto de vista biológico una especie animal bajo la denominación científica de Homo sapiens". No sos raro, Guille, sos un animalito más...

      Eliminar
  6. Somos los más mal evolucionados.
    Un horror.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos creemos los dueños del mundo y queremos que todo se rija bajo nuestra conveniencia. Pero siempre quedan algunos por los que vale la pena salvar la especie

      Eliminar
  7. Verdadero, sin dudas...hay una frase que dice:"cuánto más conozco a las personas, más quiero a mi perro", bueno, quizás es medio extremista pero no deja de ser real...quizás habría que aceptarse más, tolerar más...amarse más...Perdón, me estoy extendiendo demás...buena entrada...
    Besos, Ro!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martina, concuerdo contigo. No expuse este texto en el sentido negativo, sino para generar un momento de reflexión acerca de lo que es necesario cambiar y mejorar.
      Sentite a gusto de poner lo que quieras y cuanto quieras. Esto no es telegrama colasionado, no te cobro por palabra, jeje! Cariños

      Eliminar