martes, 18 de septiembre de 2012

aprendiendo...



Respetar los ritmos. Ir con paciencia. Tener  atención y desarrollar la intuición para saber cuáles necesitan más o menos sol, o agua, o exposición a la noche o al frío.

Cuánto nos enseña la naturaleza acerca de la vida y cuantos regalos nos da.


Nos alimenta con la dulzura de las frutillas, con el toque de sabor del ciboulette y el perejil.



El perfume de la lavanda nos acerca a la paz, apacigua nuestros ánimos y nos induce a los buenos sueños. 



El romero nos alivia los dolores musculares, nos brinda su buen sabor y sus pequeñas flores y la melisa (o toronjil) resulta una infusión acertada si tenemos problemas digestivos.
 

Las alegrías son una fiesta para los ojos. Brillantes, simples, crecen en cualquier lugar, se multiplican y nos acompañan con sus flores durante todo el año. 



Cuánto podríamos aprender los humanos, espejándonos y reconociéndonos como parte de la naturaleza. Cuánto podríamos dar a nuestro entorno, cuánto podríamos darnos a nosotros mismos. 


¿Acaso no podemos transformarnos en frutilla y brindar un momento dulce, darle un gusto picantín a una situación como el ciboulette? ¿O invadir un espacio con el color y la simpleza de las alegrías? ¿O ser una fuente de agua, como las tunas, y salvar a un caminante sediento? 


O ser como multifacéticos como el romero: aliviar tensiones con un masaje, dar sabor cuando algo está insulso, celebrar la vida dando flor.

Hasta las ortigas, con sus espinitas, tiene alguna propiedad curativa para brindar y los cardos, nos regalan sus flores violetas y en algunos casos pueden hasta usarse para cocinar.



Dicen que nadie es tan rico que no tenga nada para recibir, ni nadie tan pobre que no tenga nada para dar, o como pensaba Erich Fromm “el acto de amar significa dar vida, aumentar su vitalidad. Es un proceso que se desarrolla y se intensifica a sí mismo”.
Celebremos y aumentemos la vida… la primavera ya se acerca y nos brinda una nueva oportunidad.




22 comentarios:

  1. Respuestas
    1. hola Ainoa!
      me alegra que te guste mi jardín. Bienvenida cuando quieras :)

      Eliminar
  2. Todo está ahí, todo reside en el soberbio equilibrio de la naturaleza.

    Preciosas las fotos, Romina..

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. toda una maestra la naturaleza, la mayor equilibrista
      cariños

      Eliminar
  3. la vem a mulher planta
    que nao tem medo nehum...

    te salió la brujita de adentro, ro.
    seguí con la magia...

    abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. as vezes é necessário deixar ela se aparecer ..
      bjs

      Eliminar
  4. Me quedé clavado en la frase final, esto es, me puse a pensar si la primavera así como hace renacer la Naturaleza, también nos brinda nuevas oportunidades. Pensé bastante y llegué a la conclusión de que a mí, las mayores esperanzas, los mejores amores, los triunfos más significativos, mis renacimientos llegaron entre abril y mayo, es decir, en otoño.
    Con lo cual surgen otras preguntas: mis viejos eran árabes, ¿será verdad lo del ritmo circadiano? ¿Lo tendré marcado en mi ADN y mi primavera sea la de otro hemisferio? ¿O es pura coincidencia? O...
    Sea como fuere, lindas plantas, tuyas, me imagino.
    ¿No sabés qué puedo tomar para aguantar hasta diciembre que llegan las vacaciones?
    Besos.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puff que interesante. Yo creo que si, que seguramente lo traés en tu historia genética. Me hiciste acordar a los amigos que tengo en España, que de golpe pasaron a vivir la navidad bajo el manto de la nieve e igual toman de postre helado porque en su cabeza aún es pleno verano. Dicen que los ciclos también tienen relación con la fecha de nuestro nacimiento. Yo naci en mayo y es casualmente-causalmente en la época mayo-julio donde generalmente me pasan las cosas más intensas del año.
      Para llegar a diciembre, te respondí ya en tu casa.
      besos

      Eliminar
    2. Gracias por los consejos, voy a comprar bastante perejil, entonces, porque parece que no me tenés fe ;)

      Eliminar
  5. Si, quizá esté transitando una crisis de optimismo (lindo término :P) pero SI!
    Igualmente, creo que para nosotros los humanos (o algo parecido) hay más primaveras al año de las oficiales. Particularmente, el invierno es algo que me hace renacer, me hace disfrutar.
    Pero si, hemos de aprovechar la mayor cantidad de oportunidades que se nos sean concedias.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi me pasa en otoño, renuevo un ciclo con mi cumpleaños
      pero la primavera siempre es otro buen empujón.
      aprovechemos, aprovechemos!
      beso

      Eliminar
  6. Hola guapa¡¡, preciosas reflexiones entre la naturaleza y la vida, preciosas las fotos. A mi no se me dan muy bien las plantas porque las ahogo de tanto amor (en este caso agua), pero sigo intentándolo, al igual que todo en la vida, no ceso en el empeño. Seguro que la primavera os traerá cosas maravillosas, como tu texto de hoy. En España se acerca el otoño, pero espero que no me ponga melancólica,y si es así, me pasaré por este maravilloso lugar.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo yo que en el mundo hay lugar para todos... vos elegiste criar hijos y tengo certeza de que debés de ser buena madre... yo crio plantas. Admito que más de una se murió porque no supe de qué forma cuidarla, por suerte he mejorado mi instinto con el tiempo.
      Te toca transitar una estación dorada, pero sentite cómoda de llevarte de aquí un poco de primavera cuando sea necesario
      cariños!

      Eliminar
  7. Es una maravilla lo que la naturaleza nos ofrece día a día, sólo debemos aprender a mirar a nuestro alrededor.
    Admiro a aquellos que tienen esa paciencia infinita para cuidar con tanto amor sus plantas, ya que es la única forma de que se mantengan tan bellas.
    Felicitaciones entonces !! tanto por tus plantitas como por tus fotografías.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias T!
      es verdad que llevan su trabajito pero como ya habrás visto vale la pena
      beso

      Eliminar
  8. Una maravilla Romina, me quedè un buen rato en cada foto, yo vivo en un departamento, pero tengo macetas con plantas aromàticas, y algunas flores, como alegrìa del hogar y azaleas, hace poquito nacieron unas fresias, el geranio recièn està empezando con sus pimpollitos.
    Guardo las semillas de albahaca envueltas en diario para plantar dentro de un tiempo, pero tambièn he usado plantines comprados en la verdulerìa y tuve albahaca durante todo el verano.

    Te felicito por tu bello jardìn y la dedicaciòn que le brindàs.
    Celebremos el amor por la naturaleza!
    Don Erich sabìa de què hablaba jaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué lindo Adriana, me alegra que vos también puedas disfrutar de esos regalos de la naturaleza
      celebremos con mucho gusto
      abrazo

      Eliminar
  9. Muy interesante jardín, y reflexiones también.

    Saludo.

    ResponderEliminar
  10. Que gostoso poder ver essas fotos e tantas ervas gostosas em casa...parabéns!
    Te desejo uma ótima quarta e quinta-feira com fé e esperança!
    Beijos
    CamomilaRosa

    ResponderEliminar